En la provincia de Santa Fe hay 700 choferes de #ambulancia, de los cuales 60 pertenecen a la capital provincial. Todos exigen ser #categorizados como "#choferes de #emergencias y #traslados" ya que están reconocidos como "servicios generales". El reclamo se repite en #Chaco, #LaPampa, #Catamarca y #Misiones.



Por el reclamo, el próximo 22 de julio se reunirán todos los trabajadores de la provincia de Santa Fe y marcharán desde las 11. Partirán desde el Ministerio de Salud hacia la Casa de Gobierno.

Mauricio Acosta, referente del 107 de Santa Fe, hay constancia de que en 1988 se pidió por primera vez subir de categoría y ser reconocidos por todas las funciones que deben cumplir. "Un chofer de ambulancia debe obtener el carnet de conducir profesional categoría D2 D3, cuidar la unidad sanitaria que vale 8 millones de pesos aproximadamente, velar por el cuidado de los profesionales de la salud, los pacientes y los familiares de los pacientes, entre otras responsabilidades". Sin embargo, aseguran que no están enmarcados en una categoría que reconozca todas las funciones que cumplen.

La situación se da en toda la provincia de Santa Fe, pero se agudiza en Rosario ya que, en algunos casos, "las ambulancias del 107 deben ser conducidas por los mismos enfermeros", aseguró Acosta. Por otro lado, advierten la falta de información que hay respecto a la cobertura del seguro. "No sabemos con exactitud qué abarca el seguro de la ambulancia. Sí sabemos que hay cobertura hacia un tercero en un supuesto accidente, pero no sabemos hasta qué punto cubre a los que viajan dentro de la ambulancia", agregó.

Según manifestaron en el petitorio presentado a las autoridades del Ministerio de Salud, consideran que el problema más grave es que falta recurso humano debido a todas las inequidades que hay en el trabajo. El chofer elige caminos diferentes al no sentirse tal vez valorado como tal y en muy pocos años se producirá un deterioro en el área".