El acto, realizado este sábado en el predio de la Sociedad Rural de San Justo, fue encabezado por el ministro Pullaro, quien agradeció a los que “honran día a día la historia del uniforme que representan”.



El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, encabezó  este sábado en el predio de la Sociedad Rural de San Justo, el acto en conmemoración del 155º aniversario de la creación de la Policía de la provincia de Santa Fe.

“Es la profesión más noble que puede tener una persona para. Es la responsabilidad más grande que el Estado, en este caso el Estado de la provincia de Santa Fe, le puede conferir a una persona, que es pedirle que cuide la vida y los bienes de todos los ciudadanos de esta provincia y de todos los que transitan por esta provincia. Solo aquellos que no se detienen a ver el esfuerzo que llevan adelante todos los días, hombres y mujeres de nuestra policía, con frio, con calor, día  y noche, lejos de su hogar, lejos de su familia para brindar seguridad pública, pueden denostar o desprestigiar a nuestra policía”, indicó Pullaro.

“Hace casi cuatro años,  cuando el gobernador Miguel Lifschitz, me proponía conducir a la policía de la provincia de Santa Fe, nos dispusimos a escuchar, escuchar y escuchar a nuestra fuerza. Armamos grupos de trabajo con nuestros jefes regionales, con nuestros mandos intermedios y trazamos un plan de reforma policial para modernizarla, que pueda ser innovador y que pueda sentar las bases para tener la mejor policía de la República Argentina”, agregó.

“Estábamos convencidos de que si les íbamos a exigir mucho, teníamos que estar también dispuestos a darles mucho. Y empezamos a trabajar. Había una deuda pendiente que tenía el Estado de la provincia de Santa Fe con todos los funcionarios policiales, que era poner al día los ascensos. Este año estamos llamando al quinto concurso de ascensos en lo que va de mi gestión y al Concurso 2019; también estamos poniendo al día a todo el personal policial con sus ascensos y con sus retroactivos”, remarcó el ministro.

También recordó que desde el gobierno de la provincia “llevamos adelante profundos cambios: nos propusimos tener la mejor central analítica y operativa del país, y creamos la Central de Información Criminal Operativa “El ojo”. Hoy tenemos 90 personas trabajando en análisis criminal para darles claramente a nuestros jefes de unidades regionales los niveles y los tipos de delito, y la mutación y la rotación de los mismos, para que se pueda planificar el patrullaje en capas, sabiendo lo que pasa en cada punto de la provincia”.

“Son cambios, son transformaciones, es invocación, es tecnología que ya tenemos y de a poco vamos incorporando y utilizando, pero son cambios que no vuelven nunca más atrás en la policía de Santa Fe”.

Por último, recordó que “en estos 45 meses que llevo conduciendo a la fuerza provincial he visto gestos de valor y de arrojo, que llevaron adelante muchos hombres y mujeres de nuestra policía. Pero también vi cómo desde las conducciones departamentales y provinciales, depuraban para engrandecer a la fuerza, siempre con el respaldo de la conducción política de la provincia de Santa Fe”, destacó el funcionario.

 

ACTITUD, APTITUD Y ÉTICA
El Jefe de Policía de la provincia, director General Marcelo Villanua, afirmó que cada uno de los integrantes de la fuerza debe esforzarse por la comunidad, debe capacitarse para brindar un mejor servicio y concurrir a su lugar de trabajo con actitud, aptitud y ética profesional para darle a cada ciudadano mayor tranquilidad y seguridad. En ese sentido remarcó que “el secreto del éxito es la persistencia por la meta” y que “la mejor condecoración íntima que puede recibir un policía es la satisfacción del deber cumplido”.

Villanúa remarcó que “todos los días ponemos nuestra mayor responsabilidad para generar óptimas condiciones para que los efectivos puedan hacer su trabajo de la mejor manera, no solo dotándolos de las herramientas logísticas, sino sobre todo de las herramientas necesarias del conocimiento y de la formación profesional para cumplir con nuestro importante objetivo social”.

BALANCE
En los últimos años, y con el objetivo de mejorar la seguridad pública de la provincia, se trazó como política de Estado la inversión para renovar el equipamiento de la Policía provincial, incorporar tecnología moderna, mejorar las condiciones laborales de los agentes y realizar capacitaciones constantes para tener cada día una policía mejor preparada.

Con respecto a la adquisición del equipamiento, desde el Ministerio de Seguridad, se hizo hincapié, por ejemplo, en lo referido a patrullaje, no solo en cuanto a la renovación de la flota de los vehículos sino además, en dotarlos de tecnología. La mayor muestra de ello es la adquisición de 480 patrulleros inteligentes con un equipo de alta tecnología que conecta la identificación de huellas dactilares con el Registro de Antecedentes y Pedidos de Captura provincial y nacional. También tienen un sistema de reconocimiento de patentes y un sistema de comunicación tetra totalmente encriptada para evitar intervención de la frecuencia.

Otro de los aspectos fue la renovación de armamento: dotar de nuevas armas a la fuerza, actualizándolas en cuanto a calidad y tecnología. De esta manera se adquirieron: 800 nuevas escopetas y 8150 pistolas. Por otra parte, se adquirieron 8000 chalecos balísticos para la protección de los efectivos. En ese marco también se inscribe la entrega de los uniformes tanto para los efectivos de la Policía como del Servicio Penitenciario. Además, se incluyó por primera vez a los cadetes del ISEP, a los cuales el Poder Ejecutivo les entrego tanto los uniformes de gala, como los de fajina.

En cuanto a la formación y capacitación de los agentes, pasó a tener una duración de dos años, en los cuales se obtienen títulos intermedios y luego un año de calle. Asimismo, se trabaja en la actualización continua del personal, a través de las tres escuelas creadas: la Escuela de Especialidades, la Escuela Superior y la Escuela de Investigaciones. Por último, este año se está trabajando con la primera cohorte de la licenciatura en Seguridad, bajo un convenio con la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y se pretende cerrar el 2019 con un convenio para la misma carrera con la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

PRESENTES
También participaron del acto, el intendente de San Justo, Nicolás Cuesta; el senador por el departamento San Justo, Rodrigo Borla; y el secretario de Seguridad Pública, Omar Pereyra, junto con todos los jefes de Unidades Regionales y de Policías Especiales de la provincia de Santa Fe, entre otros funcionarios.

Durante el acto se entregaron distinciones a fallecidos en actos de servicio, heridos en actos extraordinarios de servicio, a la abnegación, el valor y el mérito, y al personal retirado.

HISTORIA DE LA POLICÍA DE LA PROVINCIA
El 31 de agosto de 1864 se ponía en vigencia el Reglamento de Policía Urbana y Rural, que creaba el cargo de jefe de Policía en la ciudad capital y determinaba su jurisdicción y competencia.

Aquel día se sancionaba el Reglamento que establecía los cargos de jueces de paz para cada uno de los cuatro departamentos existentes en ese momento (La Capital, San Jerónimo, San José y Rosario) y designaba A los Comisarios para los Cuarteles de todo el territorio provincial.