Fue en el marco de la ley Nº 13.528 que establece que "todos los organismos oficiales deberán remitir la documental que contenga relación a la época de la dictadura”, a ese organismo de la Secretaría de Derechos Humanos.



La secretaria de Derechos Humanos de la provincia, Lucila Puyol, y el jefe de la Unidad Regional 1 (URI) Martín García, firmaron el acta de traspaso de la documentación del archivo de la URI al Archivo Provincial de la Memoria (APM), en el marco del cumplimiento de la ley Nº 13.528 que establece que "todos los organismos oficiales deberán remitir la documental que contenga relación a la época de la dictadura para ser incorporada al APM".

De esta manera, se incorporaron alrededor de 1000 libros y otros documentos que corresponden al período de la última dictadura militar en la Argentina (1976-1983). Asimismo, ingresaron otros expedientes de interés que guardan relación con dictaduras anteriores, material comprendido entre los años 1969-1973.

En la oportunidad, la directora provincial de Memoria, Verdad y Justicia, Valeria Silva, y la subsecretaria de Derechos Humanos y Diversidad Zona Centro/Norte, Anatilde Bugna, destacaron que “se trata de un traspaso ordenado y acordado. No es un secuestro judicial o el hallazgo de documentación escondida, lo que muestra que con decisión política se avanza firmemente con las tareas de memoria”.

Del acto participó también el secretario de Política y Gestión de la Información del Ministerio de Seguridad, Jorge Fernández, quien, posteriormente, supervisó las tareas que se llevan adelante con el material del hallazgo y visitó el APM.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia se destacó, además, “el meticuloso trabajo realizado conjuntamente por Marcelo Barrios, de la División de Estadísticas y Archivo, junto con el personal a su cargo de la URI; y María Jose Vanni, coordinadora del APM.