Un hombre que había sido detenido el día lunes 20 de enero de 2020, en horas de la tarde, denuncio que fue brutalmente golpeado por policías dela comisaria de Tartagal.



Julio López, de 32 años, denuncio a policías de la comisaría 7ma de Tartagal, luego de que estos lo detuvieran y le propinaran una feroz paliza.

López, en contacto con Fm vida, manifiestó que mientras estaba en Reconquista el día miércoles de la semana pasada (miércoles 15 de enero), un policía de apellido Cañete que presta servicio en la comisaría de Tartagal, lo llama y le menciona que tiene una orden para allanar su campo; cuando regresa se entera que ya lo habían hecho y le secuestraron hilos de boyero eléctrico, de los cuales menciona que tiene la factura por haberlos comprado en buena ley.  

Según el relato de López, dice que el día viernes de la misma semana cuando regresa a su casa en Tartagal, la policía local se hace presente en su domicilio para que les firme un papel que decía que los autorizó a hacer el allanamiento en el campo, incluso que estuvo presente en ese momento, “cosa que no fue así y me negué rotundamente a firmar ese papel”, decía el hombre de 32 años.

Al negarse a firmar, los policías comenzaron a amenazarlo, manifestando que pedirían una orden de detención por rebeldía, “a lo que les respondí que hagan lo que deban hacer porque yo me asesore con mi abogado y no voy a firmar algo que yo no estuve presente”, decía López que le dijo a los uniformados.

El cuadro de situación continúa el día lunes 20, cuando finalmente la policía detiene al López en la ruta al momento que había salido a correr con un amigo, “llegaron de golpe, me encañonaron, me tiraron al suelo, me esposaron y me llevaron a la comisaría, una vez allí me trasladaron al hospital, me reviso el médico y después me llevan nuevamente a la comisaría y allí comenzaron a golpearme brutalmente, me fracturaron la nariz, me pegaron una patada en el pecho, me fracturaron una costilla, me molieron a palos antes de llevarme a la alcaidía de Vera”, decía el hombre de Tartagal.

El caso ahora está en manos del abogado personal de este hombre de apellido López, que sería el Dr. Andrés Guio, con quien no pudimos dialogar ya que por estas horas esta de vaciones y recién el día lunes estaría regresando.

Los policías que fueron denunciados por abuso de autoridad son; uno de apellido Cañete, otro Aguirre y una mujer de apellido Cano, que sería de Intiyaco, según lo que manifiesta López.

La palabra del fiscal Latorre

Para tener la versión de la justicia, consultamos al fiscal Gustavo Latorre, quien menciono que tiene la causa de López, pero como imputado de hurto calificado y no en el caso de abuso policial. Latorre agrego que el hombre de Tartagal fue imputado por este hecho donde se había denunciado un robo de boyero eléctrico, y además por otros hechos anteriores que todavía se investigan, y que el boyero en cuestión se le había secuestrado en su campo y que en días posteriores se le realizaría la audiencia imputativa; y con respecto a la denuncia por abuso policial, es un hecho que se está investigando y será otro fiscal quien tome esa causa, de todos modos, en fiscal Latorre adelanto que al tratarse de personal policial denunciado e involucrado ya había intervenido judiciales y la división asuntos internos.

La palabra del jefe de la UR XIX Julio Lucero.

El jefe de la Unidad Director de policía Julio Lucero, manifestó en nuestro medio que el hecho denunciado por López está en plena etapa investigativa, y que de eso se encargara la fiscalía, precisó el jefe, “de todos modos mientras dure la investigación, nosotros ya corrimos preventivamente a otras comisarías al personal denunciado, hasta tanto se aclare la situación y como para que no interfieran de ningún modo en la investigación, agrego Lucero.

Para cerrar, el jefe manifestó que se mostró muy sorprendido por la cantidad de vecinos de Tartagal que lo han llamado pidiendo por los policías denunciados ya que según los vecinos la policía local está trabajando correctamente en el lugar, “me han llamado muchos vecinos comunes, profesionales e incluso autoridades locales, de todos modos la denuncia está y deberá seguir su curso y veremos que surge de la investigación que realizará la fiscalía”, cerro el nuevo jefe de la policía departamental.