En algunos fundos rurales la maza de agua que ingresa ya fundió toda la siembra de maíz y sorgo.



Si bien en la zona se registran varias lluvias en las últimas semanas, no fueron de grandes milimetrajes, sin embrago la gran masa de agua que ingresa desde la provincia de Santiago del Estero donde se ha registrado grandes lluvias en los últimos días, esta complicando seriamente la situación de los productores agropecuarios de los bajos submeridionales en el distrito Fortín Olmos provincia de Santa Fe.



Las imágenes muestran un campo situado en la localidad de Fortín Charrúa, donde el agua ya fundió todo el cultivo de sorgo y maíz.



Toda el agua ingresada, a través de los canales va a ir desagotando en el arroyo Golondrina, por lo que se estima que en las próximas horas se note una gran crecida en esos lugares.



Mientras tanto, ante la falta de obras hídricas, los productores de la zona vuelven a sentir los padeceres de la naturaleza sin tener un término medio, de venir de una gran sequía, pasan a tener demasiada agua en sus establecimientos rurales.

Las esperanzas a partir de ahora están puestas en las obras que pueda canalizar la provincia a través de su reciente participación en el comité interprovincial de los bajos Submeridionales, del que también participaron los mandatarios de Chaco y Santiago del Estero, eso más el reciente anuncio del presidente de la nación Alberto Fernández, donde indico que destinaria los recursos necesarios para realizar las obras que le den el cauce normal al agua en zonas de campos y realizar las defensas necesarias para la contención de la masa hídrica en lugares poblados. Y en ese marco, las intervenciones en el distrito de Fortín Olmos, serían precisamente en la Ruta Provincial Nro. 13.

Por último, ingenieros hídricos de la provincia, ya están realizando algunos trabajos preliminares que consienten en un análisis excautivo del comportamiento de los desagües de la región, teniendo en cuenta que en ese sector de los bajos son receptores de agua de la zona de Tostado y Pozo Borrado. Finalizado ese trabajo, comenzarían las obras suscitadas.