El sentenciado por abuso sexual agravado, cometió el delito en 2015 cuando estaba en pareja con la madre de la niña. La denuncia fue radicada por el padre de la menor en la ciudad de Vera.



En las últimas horas, en un barrio del norte de la ciudad de Santa Fe, pesquisas de Trata de Personas y Violencia Familiar y Sexual de la Agencia de Investigación Criminal, allanaron una casa ubicada en French al 4500, y detuvieron a un hombre identificado como Eduardo Gabriel Jara de 42 años por abuso sexual agravado.

Este hombre quedó condenado a 11 años de prisión como autor penal responsable de delitos contra la integridad sexual de una nena de 10 años, hija de la mujer que había sido su pareja durante varios años.

Eduardo Gabriel Jara de 42 años es policía y fue pasado a disponibilidad durante la investigación de este caso, y además es abogado. La decidida intervención del padre de la víctima con la denuncia, y el trabajo de agentes de la AIC y la Fiscalía, posibilitaron llegar a la sentencia condenatoria.

Los hechos

En 2015, cuando una nena de 10 años en ese entonces visitaba a su padre en la ciudad de Vera, se mostraba alicaída y desganada. El padre en varias oportunidades hablando con su pequeña hija le hizo saber que la notaba extraña, y necesitaba saber lo que le estaba ocurriendo. Finalmente, la nena se quebró en llanto, comenzó a balbucear y le contó a su papá que la pareja de su madre la golpeaba y abusaba sexualmente de ella con regularidad. El papá de la niña, estremecido después del relato sollozado de su hija, llamó a un abogado de su confianza, consultó los pasos a seguir y denunció el caso en la fiscalía en turno del Ministerio Público de la Acusación de la ciudad de Vera.

Con el sigilo propio a seguir en causas judiciales de estas características, desde la fiscalía del MPA convocaron a los agentes de Trata de Personas y Violencia Sexual y Familiar de la Agencia de Investigación Criminal (entonces, Policía de Investigaciones PDI) y comenzaron la investigación del suceso, identificaron al sujeto como Eduardo Gabriel Jara de 42 años. Desde aquel entonces y con todas las medidas que se tomaron con relación a la adolescente y el entorno familiar, se aguardaba la decisión de la Justicia, cuya sentencia para el principal investigado fue de 11 años de prisión como autor responsable de delitos contra la integridad sexual de la menor, agravados por su condición de policía y conviviente en el seno familiar de la víctima.

Arresto

Una vez conocida la sentencia condenatoria, la Justicia Penal ordenó el arresto del condenado, y por ese motivo ordenaron el allanamiento y comunicaron la novedad. La orden de la Justicia fue su alojamiento, e identificación, hasta que sea trasladado por agentes penitenciarios a una cárcel para el cumplimiento efectivo de la condena, cuestión que será en horas de este viernes 2 de abril.