La Guardia Rural Los Pumas desarticuló una banda de ladrones de ganado que operaban desde Santiago del Estero y recuperó 32 novillos, vaquillas y vacas robados a ganaderos de Ceres.




La investigación a cargo de la fiscal Silvina Verney logró secuestrar también el camión Mercedes Benz en el que la organización realizó sus incursiones en campos de Montefiore en noviembre del año pasado y enero del presente.



“La confianza de la fiscal Verney permitió a Los Pumas producir la inteligencia criminal y evidencias de gran valor para alcanzar una condena”, declaró el Subsecretario de Seguridad Preventiva, Diego Llumá.

Producto de la labor policial se realizaron allanamientos en las fincas del titular del camión, Eber Schopp y de Federico Orellano, un efectivo de la Policía de Santiago del Estero que trabaja en control caminero de Selva.



La intervención de Los Pumas se produjo a través de un exhorto cursado al juez de turno de la provincia vecina, y varias jornadas de labor en los campos, hasta reconocer a los animales robados.