La familia Concepción Fontana acusó públicamente a la doctora Fátima C. de haber provocado la muerte de un niño por nacer. "No es la primera vez que sucede pero queremos que sea la última", manifestaron.



Un trágico caso conmocionó a la localidad de Vera en los últimos días. La familia Concepción Fontana, oriunda de Cañada Ombú, denunció públicamente a la obstetra Fátima C. de haber provocado la muerte de un recién nacido.

El caso

La acusación concreta se basa en que la doctora no atendió en tiempo y forma a la joven de 22 años Talía Concepción Fontana. El 20 de enero ingresó al hospital de Vera con trabajo de parto y muchos dolores. A las 16:30 rompió bolsa pero no fue hasta el jueves 21 que, pasada la medianoche, se llevó a cabo el parto.




                                                           Herida del bebe.

"La doctora Fátima C., agarró una tijera y no cortaba nada, agarró otra tijera y tampoco cortaba nada, entonces agarro un cuchillo y en el afán de agrandar la cavidad uterina, al colocar el cuchillo, le cortó el lateral izquierdo del cuello del niño. La doctora Camila W. dijo que el bebé estaba muerto: tenía el cráneo roto, las manitos todas lastimadas, el tórax destrozado y la madre también totalmente destrozada física y psíquicamente’’, dijo María Isabel Fontana, madre de la muchacha y abuela de la criatura.

La denuncia

La denuncia fue radicada en la comisaría pero al momento la familia no pudo acceder a información de la causa. El caso incluye otros casos de mala atención por parte de la misma médica.

"El fiscal de la causa es el doctor Alejandro Rodríguez que ningún momento nos quiso brindar información a la familia. Sabemos que ahora está actuando el fiscal Regional Rubén Martínez, que se les practicó al cuerpo de la criatura una autopsia para determinar la causa de la muerte del niño. Nos atenderán recién el jueves 4 de febrero por la mañana, en la fiscalía de la ciudad de Vera", informó a la prensa Ángela Pereyra, bisabuela paterna, abuela de Edgardo Ezequiel Gómez de 32 años de edad, esposo de Talía y padre del niño muerto.