Fue en la tarde de este martes.



Miembros de la comisión comunal de Fortín Olmos encabezados por el presidente Rodrigo Acevedo y junto al artesano de Tartagal, Kuqui Taibo, inauguraron en la tarde de este martes la escultura de un aborigen realizada íntegramente con chatarras.

La escultura fue colocada donde nace el Boulevard Hipólito Irigoyen, en el acceso Este a la localidad por Ruta Provincial 40s.

Constituye un homenaje a la parcialidad Guaycurú Moqoit (Mocovi), un pueblo indígena que se desplazó por estas tierras mucho antes de la invasión del hispano criollo.

Con esta obra no solo se reivindica a los dueños milenarios de estas tierras, sino que también se reconoce un fragmento de nuestro pasado, un retazo de historia que define nuestras raíces y nuestro origen como pueblo.