Los combustibles volverán a subir, hasta 1,3%, a partir de este miércoles, ante la entrada en vigencia del ajuste de dos impuestos, que había sido postergada por el Gobierno.



En el caso de la nafta la suba será del 1,3% (82 centavos), mientras que en el del gasoil rondará el 1% (55 centavos), indicaron a la agencia NA fuentes del sector petrolero y de las estaciones de servicio.

A partir de la reforma tributaria de 2018, los gravámenes a los combustibles líquidos se transformaron en montos de suma fija ajustados por inflación.

La medida buscó amortiguar las fluctuaciones del dólar o de la cotización del crudo.

La reforma también derogó el gravamen al Gasoil Ley 26.028 y el Fondo Hídrico de Infraestructura Ley 26.181, que se destinaban a fideicomisos para obras viales e hídricas.

Fueron reemplazados por el Impuesto a los Combustibles líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC).

Ambos gravámenes se ajustarán desde este miércoles, la fecha fijada por el decreto 965/2020, que aplazó su ajuste.

El impuesto a los combustibles dispone un ajuste que se realiza de manera trimestral.

El decreto prorrogó hasta este 16 de diciembre el porcentaje de incremento del segundo trimestre, y dejó pendiente el que corresponde al período julio-septiembre, para enero, cuando volverían a subir.