La familia Zabala Marega fue imputada por la estafa de 122 millones de pesos a Moschén Hnos, la falsificación de cheques y lavado de activos.



Padre e hijos de la familia Zabala escucharon la imputación desde la U.R.IX, en Reconquista y la docente Silvia Marega desde la U.R. XIX, en Vera.

Imputados: Martín Darío Zabala, su esposa, la docente Silvia Marega; y los hijos de ambos, Ezequiel y Santiago Zabala. Para la defensa contrataron al abogado Hernán Agú.

Fiscal: Leandro Mai, en representación del Ministerio Público de la Acusación.

Juez: Santiago Banegas.

Querellante: Andrés Ghio.

En la audiencia imputativa, el fiscal Mai le adjudicó a Martín Darío Zabala, los delitos de estafas reiteradas por 122 millones de pesos, falsificación de cheques y lavado de activos. Por este último delito también imputó a la esposa, Silvia Marega; y a sus hijos; Ezequiel y Santiago Zabala.

El defensor negó todos los cargos y atribuyó las inversiones de la familia Zabala Marega a su capacidad de ahorro. Martín Zabala dijo que él solo cumplía órdenes de sus jefes.

El juez Santiago Banegas, quien controló las garantías constitucionales, declaró legal las detenciones y dispuso abrir la investigación penal.

Terminada la audiencia, los cuatro imputados continúan detenidos, los varones en una celda de la U.R.IX, en Reconquista; y la docente en una celda de la U.R.XIX, en Vera, aguardando la próxima que será para discutir las medidas cautelares.

Prisión preventiva sin plazos

Ordenaron la prisión preventiva a cuatro personas a las que se investiga por los delitos de lavado de activos y estafas por 122 millones de pesos a una empresa de Reconquista

Así lo dispuso el juez Santiago Banegas ante el pedido del fiscal Leandro Mai en una audiencia que se realizó esta tarde. Los imputados son un matrimonio y sus dos hijos. También se los investiga por la coautoría de los delitos de falsificación reiterada de cheques.

El matrimonio y sus dos hijos quedaron en prisión preventiva en el marco de una investigación por la autoría de los delitos de lavado de activos y estafas por 122 millones de pesos a una empresa de transporte de cereales y algodón de Reconquista. La medida cautelar fue dispuesta por el juez Santiago Banegas a raíz del pedido formulado por el fiscal Leandro Mai en una audiencia que se realizó esta tarde en los tribunales reconquistences.

El magistrado también ordenó la inhibición general de los bienes y de las cuentas a nombre de los cuatro imputados y de una persona de existencia ideal que fue utilizada para cometer los delitos.

Los imputados son una pareja conformada por un hombre de 50 años cuyas iniciales son MDZ y una mujer de 51 años cuyas iniciales son SGM. Las otras dos personas investigadas son los hijos de la pareja que tienen 24 y 27 años y sus iniciales son SMZ y EDZ, respectivamente.

El hombre de 50 años fue imputado por el fiscal Mai como autor de los delitos de estafas y falsificación de cheques, ambos reiterados en varias oportunidades. También se le atribuyó la coautoría del delito de lavado de activos agravado (por realizarse con habitualidad y como miembro de una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esta naturaleza, utilizando para ello una persona de existencia ideal).

Por su parte, la mujer y los dos hijos de la pareja son investigados como coautores del delito de lavado de activos.

Estafas y falsificación

“Las estafas que investigamos son maniobras ilícitas cometidas desde enero del año pasado y hasta julio de este año”, precisó Mai. “El imputado trabajaba en una empresa de transporte de cereales y algodón ubicada en Reconquista y se valió de su cargo de empleado para desplegar su accionar delictivo”, informó.

“MDZ ingresó facturación apócrifa al circuito de pago de la firma. Lo hizo mediante operaciones ficticias que carecían de los códigos o documentos necesarios para acreditar el transporte de granos o algodón”, relató el funcionario del MPA. En la misma línea, agregó que “también emitía facturas de servicios de fletes no prestados”.

Mai se refirió al perjuicio económico causado a la empresa y detalló que “fue por la suma de 122.415.805,81 pesos”. Al respecto, señaló que “para perpetrar el engaño, las facturas fueron emitidas a nombre de personas humanas y jurídicas”.

Acerca del delito de falsificación de cheques, el funcionario del MPA explicó que “fue cometido desde enero de 2019 y hasta octubre de este año”. En este caso, “el imputado obtuvo de forma ilegítima cheques de pago diferido de la empresa y falsificó la grafía de las personas a las que habían sido asignados, como así también la rúbrica de alguno de ellos en favor de una empresa que había creado para fines ilícitos”.

Esposa e hijos

Con respecto al delito de lavado de activos, el funcionario del MPA precisó que “MDZ actuó en forma conjunta con su esposa e hijos para administrar y poner en circulación los bienes provenientes de ilícitos penales”. En tal sentido, indicó que “esta actividad, se desarrolló de forma habitual y sistemática hasta noviembre de este año, en el marco de una organización en la que también había allegados que actuaban como administradores y prestanombres”, sostuvo.

“Los imputados crearon una empresa con el fin de poner en circulación el dinero y los bienes procedentes de las estafas, de la falsificación de cheques y de otras maniobras que causaron un perjuicio patrimonial a la firma”, continuó explicando el fiscal. Y concluyó que “lo hicieron para que esos bienes adquieren la apariencia de un origen lícito”.

Investigación

El fiscal Mai destacó que “las diligencias investigativas que ordenamos desde la Fiscalía en el marco de este legajo fueron llevadas a cabo por personal del Organismo de Investigaciones (OI) del MPA y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Región IV”.

Oficina de Prensa y Difusión MPA