Los Residentes Verenses en Santa Fe hicieron llegar una nueva ayuda para los sectores más vulnerables de la ciudad de Vera.



La modalidad adoptada desde hace algún tiempo es enviar el dinero que recaudan sus socios, a través de Beatríz Faurlín, para que sus representantes en la ciudad compren la mercadería que luego se entrega en lugares determinados.

En esta oportunidad -por segunda vez- sus representantes en Vera compraron pollos que distribuyeron en base a un censo realizado por ellos mismos para determinar las familias beneficiarias.

“Adoptamos esta decisión dado que los bolsones no siempre contienen los productos que las personas consumen con regularidad y se desaprovechaba”, aclaró una de las responsables.

En esta oportunidad se compraron 28 cajones de pollos que se distribuyeron entre familias de los barrios Santa Rosa, San Francisco Solano, Guadalupe, San Martín de Porres y al comedor de la Vecinal Martín Fierro.