Jorge Molina, titular de UPCN Santa Fe, fue increpado por un grupo de trabajadores afiliados a su sindicato, los mismos consideraron que el acuerdo alcanzado con el gobierno no los beneficia, o peor aún, que los perjudica.



Las principales quejas, de quienes se manifestaron en contra del acuerdo, apuntaron a que el arreglo era por cuatro bonos en negro, que no suman al salario de los trabajadores, que las próximas paritarias se estará recomponiendo lo que debía restablecerse en 2020 y que se está perdiendo un año de negociación salarial.

“No es una política salarial convencional ya que se trata de sumas fijas, no remunerativas y no bonificables, pero consideramos que respeta la carrera administrativa porque van creciendo hasta noviembre. En diciembre esperemos poder continuar el diálogo con otro marco y en otra situación que hoy impone la pandemia”, es lo que manifestó el secretario general de UPCN, Jorge Molina, después del encuentro celebrado este lunes en Casa de Gobierno de Santa Fe.