Era alcohólico y vivía en situación de calle.



Víctor Manuel Vergara, 47, estuvo detenido desde el 13 de abril hasta el 30 de junio de 2020. El 12 de abril había hecho un raid incendiario en varios sectores de la ciudad, dañando la camioneta de Orfilio Masat, el automóvil de Estela Carballo, 69 y el Chevrolet Cruze propiedad de Leonardo Duarte. Todos los vehículos estaban estacionados en la vía pública.

El martes 30 de junio volvió a las calles de Reconquista donde deambulaba y vivía como linyera.

En la audiencia celebrada el martes 23 de junio de 2020, el Defensor Público Orlando Toniolo, el fiscal Leandro Mai, el propio Vegara y sus damnificados habían acordado dar por terminada la persecución penal y que sea remitido a un psiquiátrico porque era peligroso para sí y para terceros; pero en la audiencia que se realizó una semana después, la jueza Norma Senn dispuso el sobreseimiento por insanía y directamente lo dejó en libertad, sin disponer la internación en el psiquiátrico como habían acordado las partes.

Días después, el domingo 5 de julio de 2020, Vergara fue encontrado tirado en la esquina de la Escuela Comercio en calle San Martin y el Bulevar Lovato,  desde donde fue trasladado hacia el Hospital. Allí, fue internado en sala de Terapia Intensiva con traumatismo de cráneo, pérdida de conocimiento y coma alcohólico. Luego pasó a sala general desde donde informaron su deceso en la noche del 27 de julio de 2020, a días de haber recuperado su libertad.

Gentileza reconquistaHoy