Fueron cuatro policías y un peón rural los testigos que en la mañana de este martes ofreció la defensa de Valdez.



El policía Javier Correa fue el primer testimonio de la mañana, el funcionario policial que había sido sindicado como uno de los que le había avisado a Valdez que le secuestrarían el teléfono, negó rotundamente tal acción, mencionando que solo se entrevistó con el acusado, para avisarle que al día siguiente debía presentarse en la sede policial a fines de ser interrogado con algunas preguntas.

También prestaron declaraciones las funcionarias policiales, Leila Ramírez y Vanesa Aguirre, ellas manifestaron que en ningún momento habían recibido algún tipo de denuncias de Rosalía Jara en contra del acusado Juan Valdez.

Un policía de apellido López que presta servicio en el destacamento de Los Pumas en la Cigüeña, también declaro en la jornada, este funcionario policial es quien tiene un seguimiento de los registros de lluvias, y en ese sentido la defensa a través de su testimonio quiso demostrar que había llovido los días previos a la desaparición de Rosalía, el policía rural marco que hubo lluvias variantes y no pudo precisar si estaba inundado en aquel momento, pero sí dijo que se registro una lluvia de 45 mm en la Cigüeña el día 29 de junio de 2017. En esa parte del relato, la fiscalía retruco que el destacamento de la Cigüeña está a más o menos 50 km del lugar donde se hallaron los restos óseos, por lo que consideraban que se trataban de lluvia focalizadas pudiendo variar el milimetraje a esa distancia.

Por último declaro también Hugo Paniagua que es el peón de Mario Braida, este hombre no tenía mayores precisiones para aportar a la causa.

La jornada número nueve tendrá lugar este miércoles 22 de julio a partir de las 08,30 hs.