Lo sufrió una mujer del km 17 que estaba pasando el día en ese ligar del distrito Fortín Olmos.



Fue una integrante de la familia Salazar del km 17, la que sufrió un feroz ataque de palometas cuando este domingo 12 de enero en horas de la tarde disfrutaba de un día de pesca en aguas del arroyo Golondrina.

Tras el ataque, la mujer recibió heridas de consideración en ambas piernas, por lo que debió ser trasladada al hospital de Fortín Olmos para recibir las atenciones correspondientes.

La calurosa jornada del domingo quizás ayudo para que estos voraces peces se acercaran a la orilla.