El encuentro que se desarrolló durante todo el fin de semana tuvo lugar en las instalaciones del taller de artesanías “el aromo”. Mira la galería de imágenes...



El encuentro de saberes populares, intercambio de técnicas y procesos textiles en Fortín Olmos comenzó después del mediodía del sábado 12 y se extendió hasta la siesta de este lunes 14 de octubre, contó con el apoyo de la comuna local y de él participaron delegaciones de artesanos de comunidades rurales de Santiago del Estero, precisamente de localidades del departamento Figueroa y la localidad de Loreto, también participó un grupo de artesanos de la escuela de artesanías de Morón (Buenos Aires), artesanos de Río Cuarto (Córdoba), miembros de la facultad de diseño de la ciudad de Rosario, miembros de la Fundación EPyCA de Santa Fe, quienes estuvieron acompañados por jóvenes artesanos de la comunidad Toba y los artesanos locales, tanto de Fortín Olmos como del Paraje 29, del mismo distrito.

“La idea fue poner en común problemáticas que tienen en particular los diferentes grupos que tienen como actividad lo textil, sobre todo lo artesanal que desarrollan trabajos en distintos lugares del monte Santiagueño con técnicas similares y procedimientos particulares y en trabajos comunitarios; abordamos como poder resolver problemáticas comunes, como poner en práctica experiencias de trabajos compartidas colectivas y salidas conjuntas para poder sostener y reafirmar el trabajo que realizan en el taller “el aromo”, que desde hace tantos años vienen realizando”, manifestaba Celina Veloteri, miembro de la fundación EPyCA en contacto con FM vida.

“Como poder generar un equipo local que pueda sostener esto y gestionar otras actividades en relación a la comunidad de Fortín Olmos y que de aquí se puedan abrir otras líneas de trabajo de producción de contención para los jóvenes y para el resto de la comunidad que quiera participar del taller el aromo, fue lo que también se abordó;  han sido días muy intensos pero muy fructíferos donde se ha compartido mucho intercambio, aprendizaje mutuo y esa fue la idea”, agregaba Veloteri.

La jornada culmino en el medio día lluvioso de este lunes, donde cada grupo realizo una puesta en común de lo vivido durante los tres días para luego compartir un almuerzo de despedida.