Un 8 de octubre de 2006 se producía el accidente vial que le costaría la vida a 9 estudiantes, una docente y los dos ocupantes del vehículo contra quienes colisionaron.



Eran un grupo de chicos del colegio Ecos que viajaron a hacer tareas solidarias de El Impenetrable, Chaco y, el 8 de octubre de 2006, de regreso hacia Buenos Aires y a unos 200 kilómetros de Santa Fe capital, sobre la Ruta Nacional N° 11, jurisdicción de la localidad de Margarita, el micro que los llevaba se topó con un camión zigzagueante que venía por el carril contrario.

El chofer no solo no bajó la velocidad ni se detuvo en la banquina a esperar que el vehículo pasara. Hizo la peor maniobra que podía haber hecho: dio un volantazo que lo hizo chocar de frente.

Murieron nueve estudiantes y una maestra. También el chofer del camión – que estaba cerca del coma alcohólico – y su acompañante.