Se realizaron el jueves y viernes, en Malabrigo y Reconquista, unas jornadas organizadas por el Ministerio de Medio Ambiente.



El gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del Ministerio de Medio Ambiente, llevó cabo el jueves y viernes, en Malabrigo y Reconquista, una capacitación profesional sobre manejo sustentable de bosque nativo.

La primera jornada de la actividad, que se llevó a cabo en el marco del Plan del Norte, se realizó en un campo de la localidad de Malabrigo, allí se llevó a cabo un inventario forestal e identificación  de especies, entre otras actividades.

El segundo día de actividades se llevó a cabo en la sede de la Delegación Zona Norte del Ministerio de Medio Ambiente, en Reconquista y tuvo como objetivo realizar un análisis de distintas situaciones del bosque nativo; la revisión de parcelas de muestreo; realización de inventario forestal, entre otras actividades.

La actividad fue organizada de manera conjunta por el gobierno provincial, la Unión Agrícola Avellaneda y el Colegio de Ingenieros Agrónomos (Ciasfe) 3º Circunscripción, estuvo destinada a
profesionales y técnicos responsables de la formulación de los planes de manejo y conservación de bosque nativo.

PRESENTES
De la jornada participaron el director provincial de Recursos Naturales, Daniel Paiz; el subdirector de Recursos Naturales, Carlos Chiarulli; y el ingeniero agrónomo del Ministerio de Medio Ambiente, Gerardo Castro, entre otros.

BOSQUE NATIVO
Se considera bosque nativo a ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas, nativas, maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea, conformando una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones, que en su estado natural le otorgan al
sistema una condición de equilibrio dinámico y que brinda diversos servicios ambientales a la sociedad, además de los diversos recursos naturales con posibilidad de utilización económica.

Comprende bosques nativos de origen primario, donde no intervino el hombre, como aquellos de origen secundario formados luego de un desmonte, así como aquellos resultantes de una recomposición o restauración voluntarias.