Fue el hijo del matrimonio quien se encontró con semejante escena entrada la noche de este jueves 05 de septiembre de 2019 en una casa deshabitada.



Antonia Zafón y Oreste Demartín son las dos personas fallecidas.

Ella tenía un disparo en la mano y otro en el pecho; él un solo tiro y al lado el arma de fuego. Ambos en el piso dentro de la vivienda ya deshabitada. Sobre una mesa quedó una esquela a manera de mensaje.

Uno de sus hijos, Rodrigo, comentó que se preocupó porque sus padres demoraban el regreso a casa y fue hasta el campo que está a 7 kilómetros del pueblo de La Sarita, donde encontró a ambos fallecidos en un evidente hecho de sangre. Allí dejó mochila y casco, como se ve en la foto, y disparó en la moto al pueblo para comunicar el suceso. Era el comienzo de la noche del jueves 05 de septiembre de 2019 y la comunidad de La Sarita comenzaba a sacudirse con la novedad.

Allí nos contaron que Oreste estaba jubilado y Antonia trabajaba de empleada, que él tenía algo más de 60 años y ella superaba los 50.

La primera hipótesis era que él la mató y luego se suicidó, pero el fiscal de turno, Juan Marichal, no confirmó nada de eso, quiere investigar más. A la 01:00 de la madrugada de este viernes dijo que esperaba el informe del Grupo Técnico de Criminalistica y la autopsia de ambos cuerpos. "Aún no puedo decir cómo fue exactamente el hecho hasta que no me lo informen los peritos y el forense con los rastros obtenidos. Además se continuará buscando rastros con la luz del sol porque el lugar carece de luz electrica", concluyó.

gentileza Gustavo Raffin - ReconquistaHoy